Este jueves se celebra, como cada 30 de abril desde 2013, el Día del Trabajador Rural. Por este motivo, la Unión Nacional de Asalariados, Trabajadores Rurales y Afines (UNATRA) emitió un comunicado en el que hace llegar a todos los trabajadores rurales “un fraterno saludo junto a sus familias, junto al reconocimiento, por permanecer sosteniendo la producción primaria de alimentos con los riesgos que el contexto de emergencia declarada conlleva”. La UNATRA reivindica la vigencia de la negociación colectiva como instrumento que permite “velar por la preservación del poder adquisitivo de las familias rurales”, ya que se pueden “establecer instancias de diálogo para los acuerdos necesarios”, e insta a la institucionalidad a convocar a ámbitos tripartitos, en los cuales “las organizaciones de trabajadores rurales” han participado “de forma permanente”.

Expresan, también, que la negociación colectiva “es el ámbito legítimo donde establecer mejores condiciones” para la salud y seguridad en el trabajo rural, y reiteran la preocupación “ante la necesidad de los controles del cumplimiento de la normativa sobre salud y seguridad laboral rural vigente (Decreto 321/009) dado que la desregulación existente en algunos sectores ha llevado recientemente a lamentar pérdidas de vida de trabajadores por riesgos que se pueden evitar”. “Específicamente insistimos en la provisión por parte de las empresas de elementos de higiene y protección personal recomendados como medidas especiales para prevenir la propagación de covid- 19”, concluye el comunicado de la UNATRA.

Vale recordar que en agosto de 2018, cuando se negociaba un nuevo convenio colectivo del sector rural, la Asociación Rural del Uruguay, la Federación Rural, la Asociación Cultivadores de Arroz y las Cooperativas Agrarias Federadas se retiraron de los Consejos de Salarios, obligando al Poder Ejecutivo a establecer los laudos por decreto, e impidiendo llegar a acuerdos sobre condiciones de trabajo y beneficios extrasalariales.