Las exportaciones de bienes uruguayos registraron un leve incremento de 0,7% en 2019, totalizando un valor de 9.146 millones de dólares, según el “Informe anual de comercio exterior” del Instituto Uruguay XXI. Los buenos desempeños de las exportaciones de soja y de carne bovina impulsaron las ventas externas y lograron compensar la caída registrada en las exportaciones de ganado en pie y productos forestales, como celulosa y madera, que incidieron de forma negativa en el total exportado. Nuevamente, China fue el principal socio comercial, representando 31% de las exportaciones, con montos de 2.872 millones de dólares y un significativo crecimiento con respecto a 2018.

Los seis principales productos exportados por Uruguay, juntos, explican 64% de las exportaciones de bienes. Estos productos son: carne bovina, celulosa, soja, productos lácteos, concentrado de bebidas y arroz, que -con excepción de la carne bovina y los lácteos- tuvieron una evolución negativa en los precios de exportación, sobre todo en los casos de la celulosa, la soja y el arroz. La carne vacuna fue el principal producto de exportación, con un total de 1.798 millones de dólares. La demanda desde China, que vio afectada su oferta doméstica de cerdos por la gripe porcina africana, elevó “significativamente” los envíos de carne vacuna desde Uruguay, indica el documento. Este incremento se percibió tanto en términos de volumen como en precio. China concentró 35% de las ventas externas, mientras que se registró un descenso en las exportaciones a la Unión Europea e Israel.

La soja fue el producto con mayor incidencia positiva en las exportaciones uruguayas en 2019, con un total de 1.002 millones de dólares, subraya el informe. El incremento en el volumen de soja vendida al exterior fue del orden de 117%, aunque el monto se ubicó en torno a 90% debido al descenso en el precio de la exportación. La participación de China dentro de las compras totales rondó el 80%. Por el contrario, 2019 finalizó con un descenso de 8% de las exportaciones de la pulpa de celulosa, con un total exportado de 1.527 millones de dólares, posicionándose como el segundo producto de exportación del país. Una de las razones de esta caída fue la retracción en la demanda de China, generada por la tensión comercial con Estados Unidos, dice el informe. Dentro de los principales destinos se encuentra la Unión Europea, con una participación de 48% sobre el monto exportado, seguida por China y Estados Unidos, con 32% y 12% respectivamente.

La facturación por las exportaciones de ganado en pie se redujo a menos de la mitad respecto de 2018, totalizando 100 millones de dólares. Esto ocurrió debido a que Turquía, principal comprador de ganado uruguayo, “moderó sus compras este año, priorizando las importaciones de otros mercados como Brasil a precios más competitivos”, señala el documento. Las ventas de productos lácteos, por su parte, alcanzaron una cifra 5% menor a la de 2018, con una facturación de 649 millones de dólares. Dentro de este sector, la leche en polvo es ampliamente el producto más exportado, con un total de 70% sobre el total de ventas del sector. Argelia siguió dominando como el principal comprador, seguido por Brasil y en tercer lugar por China. Las exportaciones de concentrado de bebidas aumentaron 11% en la comparación interanual y las exportaciones de arroz totalizaron 372 millones de dólares en 2019, posicionándose como el sexto producto de exportación del país. El volumen exportado aumentó 6% con respecto a la anterior campaña, pero el sector enfrentó un fuerte descenso de precios.

China se consolida como socio comercial

En 2019, China se consolidó como el principal destino de las exportaciones uruguayas, en una posición que mantiene desde 2013. Según indica el informe de Uruguay XXI, las exportaciones aumentaron 23% en la comparación interanual como consecuencia de los mayores envíos de carne bovina, que superaron los 1.000 millones de dólares por primera vez, y las de soja, con crecimientos de 50% y 74%, respectivamente. En consiguiente, el gigante asiático alcanzó 31% del total exportado (2.872 millones de dólares) y la carne bovina recuperó el primer lugar como producto de exportación en 2019, luego de ser superada por la celulosa en 2018, con un precio promedio de exportación que aumentó 10%. En este rubro, el mercado chino ocupó más del 60% del total, mientras que el europeo tuvo una participación de 16%. Por otra parte, 2019 fue el primer año completo de ventas de carne al mercado japonés, donde se logró la habilitación a fines de 2018. Si bien ese mercado representó sólo 1% del total, los precios ofrecidos son superiores al promedio, destaca el documento.

Por su parte, la Unión Europea tuvo una participación de 17% en las exportaciones uruguayas del año pasado y se ubicó como segundo destino de exportación en el año, si bien la cifra fue 8% inferior a la de 2018, con un total exportado de 1.532 millones de dólares. El principal destino regional fue Brasil, con un total exportado de 1.198 millones de dólares, registrando un crecimiento interanual de 5%. Según indica el informe, las ventas fueron impulsadas por productos agropecuarios como malta, trigo, cebada y arroz. Estados Unidos ocupó el cuarto lugar como destino de las exportaciones uruguayas en 2019, con un total exportado de 628 millones de dólares y un incremento de 3% con respecto a 2018. En este caso, las ventas fueron impulsadas principalmente por el sector forestal (celulosa, tableros y madera aserrada), pero la carne bovina fue el principal producto en este mercado, con una participación de 33% en el total. Argentina, por su parte, ocupó el quinto lugar, con una caída de 21% de las ventas y un total exportado de 369 millones de dólares. Esto se explica por una retracción de 20% en las colocaciones de las autopartes, principal producto en ese destino, a la vez que la soja también tuvo menores envíos.

Foto del artículo ''

Las importaciones de bienes se redujeron 7%

Las importaciones de bienes, sin considerar petróleo y derivados, totalizaron 7.201 millones de dólares en 2019, con una reducción de 7% en la comparación interanual. Según el informe de Uruguay XXI, este monto determinó una balanza comercial positiva para Uruguay en 2019, considerando o no las exportaciones desde zonas francas, que totalizaron 2.216 millones de dólares y significaron un incremento de 14%. El principal rubro de importación fue, nuevamente, el de vehículos, con un monto de 572 millones de dólares, cifra “casi idéntica” a la de 2018. Las importaciones provinieron en casi 60% de los casos de países del Mercosur.

Como contrapartida, las importaciones de vestimenta y calzados tuvieron una retracción de 10%, aunque se mantuvieron en el segundo lugar en el ranking de productos importados, con un total de 418 millones de dólares. China es el principal proveedor, con más de la mitad del monto importado, seguido de Brasil, con 13%. El sector plástico fue el tercer producto en las importaciones uruguayas de 2019, por un monto de 338 millones de dólares, cifra 10% inferior a la de 2018. En este rubro, Brasil, Argentina y Chile fueron los principales orígenes, ocupando 60% del total de las compras externas. Los teléfonos celulares, por su parte, se ubicaron como cuarto producto importado con un monto de 282 millones de dólares, cifra 8% inferior a la de 2018, tras una caída sensible en las compras desde Estados Unidos. Las sustancias químicas y los productos farmacéuticos ocuparon el quinto y sexto lugar en las importaciones, con montos de 274 y 272 millones de dólares, respectivamente.

El informe destaca el crecimiento en las importaciones de carne bovina en 2019, como consecuencia del alza del precio internacional y la consiguiente limitación de la oferta local, lo cual impulsó las compras externas para poder satisfacer la demanda nacional. En total se importaron 33.000 toneladas por 120 millones de dólares, con Brasil como origen del 90% de estas compras.

2020: panorama “desafiante” para el sector externo uruguayo

“Luego de dos años de crecimiento muy magro, se espera que 2020 también sea un año de bajo dinamismo para las exportaciones de bienes de Uruguay. El contexto internacional continuará siendo complejo este año entrante”, advierte el informe de Uruguay XXI, que atribuye este escenario, en parte, a la pérdida de dinamismo de la economía mundial desde 2012, una menor elasticidad-ingreso del comercio y la caída de la demanda en los países dependientes de la exportación de productos básicos, a lo que se suman las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos.

Por otra parte, el último informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), citado por Uruguay XXI, prevé que el desempeño comercial de la región también se vea afectado, “principalmente por una caída esperada de los precios de las materias primas que exporta la región”. La mayor caída, asegura, se registraría en los precios de los metales, los minerales y la energía, mientras que los precios de los alimentos y las materias primas agropecuarias (productos que Uruguay exporta) se mantendrían en niveles similares a 2019. En este sentido, se espera que el efecto de los países de la región sea ambiguo. “La coyuntura argentina continuará repercutiendo negativamente sobre las exportaciones de bienes. La recesión que continuará en 2020, la fuerte devaluación del peso argentino y las posibles políticas proteccionistas marcarán probablemente el 2020 como el tercer año consecutivo de caída de ventas desde Uruguay. De este modo, el vecino del Río de la Plata seguirá perdiendo peso como destino exportador”, señala el documento.

No obstante, el informe apunta que algunos sectores, en particular aquellos vinculados al agro, dependen de elementos internos, además de los externos mencionados. Por ejemplo, indica que “es probable que la excelente zafra sojera del pasado año en Uruguay no se repita y, por lo tanto, las exportaciones de soja caerían en 2020, independientemente de lo que ocurra con el precio”. De suceder esto, “las exportaciones agroindustriales caerían 6% en 2020”. Los productos con mayor incidencia negativa serían la soja, la madera y la celulosa, mientras que la carne bovina afectaría positivamente. “En suma, 2020 será nuevamente un año desafiante para el sector externo uruguayo. El contexto global y regional es complejo y volátil, por lo que el desempeño de las exportaciones es también incierto. De esta forma, se espera un bajo dinamismo del sector exportador en promedio, con excepción de algunos productos específicos”, finaliza el informe.