Mañana se llevará a cabo la decimotercera audiencia tripartita del grupo 21 de los Consejos de Salarios, correspondiente al servicio doméstico. El último convenio colectivo venció el 31 de diciembre, y hasta ahora no se ha conseguido alcanzar un acuerdo para rubricar uno nuevo, que sería el quinto. Las trabajadoras están representadas por el Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas (SUTD) y los empleadores por la Liga de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios del Uruguay. La dirigente del SUTD Yaneth Mazzoleni dijo a la diaria que si bien el aspecto salarial no está en discusión, porque el SUTD propuso incorporar las pautas salariales propuestas por el Poder Ejecutivo, “se está discutiendo el tema de las categorías”, un plateo que el sindicato ha intentado incorporar al convenio en las últimas rodas. En materia salarial, el Poder Ejecutivo había propuesto pautas para los aumentos del primer año de vigencia de los convenios: 6,5% para los sectores en problemas, 7,5% para los sectores medios y 8,5% para los sectores dinámicos. A su vez, en el segundo año de vigencia del convenio los incrementos debería ser de 6%, 7% y 8%, respectivamente, y en el último semestre o tercer año, de 5%, 6% y 7%. “El tema de las categorías viene postergándose desde hace unos cuantos convenios. La introducción de las categorías en el sector es sumamente necesaria, independientemente de lo salarial. Hoy en día tenemos en el convenio tres franjas de salarios, pero la categorización suprimiría las franjas y se buscaría la vuelta de cómo articular el tema salarial”, explicó Mazzoleni.

Más allá del diseño de la propuesta de categorías, lo que está en discusión para este convenio es “si aceptar las categorías o no”. “En eso todavía no nos ponemos de acuerdo, estamos en un proceso de diálogo y negociación, y no hay nada definitivo ni por sí ni por no”, agregó la dirigente. Mazzoleni sostuvo que “el asunto es que hay una realidad que es comprendida por todos”, y puso como ejemplo que una trabajadora doméstica es contratada para la limpieza cotidiana, pero con el pasar del tiempo, los empleadores tienen un hijo y la empleada “empieza a cuidar al niño, después empieza a hacerle de comer, luego, como les gusta como cocina, empieza a cocinar para freezer para toda la familia, y capaz que se enferma un abuelo y lo llevan para la casa y la trabajadora termina dándole la medicación; todo por el mismo salario”. “Los ejemplos suelen tornarse chabacanos, y es muy difícil transferir el tema, pero esto es parte de la realidad del sector debido a la particularidad de nuestro trabajo”, añadió.

Para el SUTD la incorporación de las categorías al convenio representa “el único beneficio innovador” que pueden llegar a lograr. “Estamos poniendo lo mejor para poder firmar este convenio con las categorías”, dijo. Las categorías que se propone incluir son cinco: cocinera –común, para diabéticos o celíacos y para freezer–, limpiadora –de todos los días y de limpieza profunda–, niñera, cuidadora de adulto mayor, y planchadora. Las trabajadoras domésticas comenzaron un proceso de capacitación y profesionalización por medio de cursos dictados por el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop). Más de 200 trabajadoras ya obtuvieron un certificado expedido por Inefop. También hay cursos dirigidos a los empleadores, pero según informó el portal del PIT-CNT, aún no ha asistido nadie. Se trata de una capacitación básica en administración para hacer liquidaciones de sueldos, recibos, trámites, etcétera.

Según declaraciones recogidas por ese portal, el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, dijo sobre la reunión de mañana que se está “en plazos razonables de negociación”. “Este es un sector en el que se afecta más, porque los empleadores de trabajadoras domésticas somos también trabajadores. A eso se debe este tipo de demoras en la negociación, que para cualquier otro sector son normales. Vamos a llegar [a un quinto], seguramente, tal como se ha llegado a cuatro convenios. Uruguay es ejemplo en el mundo por haber logrado, en diez años, cuatro convenios colectivos para las trabajadoras domésticas. Es reconocido a nivel mundial como pionero en este sector”, valoró. Otro de los acuerdos alcanzados en el sector, en 2008, es que se estableció el 19 de agosto como Día de la Trabajadora Doméstica y como feriado pago.

El SUTD se reunió ayer en asamblea general nacional ordinaria y decidió convocar elecciones "con lista única, en señal de unidad" y reafirmar el apoyo a las "compañeras delegadas en los Consejos de Salarios".