La Organización Sindical de Empleados de Pili (Osepi) convocará a los distintos actores vinculados a la búsqueda de una salida para la situación de la empresa láctea de Paysandú para conformar “una mesa de seguimiento” de las negociaciones que se llevan a cabo entre uno de los posibles inversores y el Banco República (BROU). Marcel Petrib, presidente de Osepi, informó a la diaria que se trata de la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL), los ministerios de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y de Industria, Energía y Minería (MIEM), el Instituto Nacional de la Leche (Inale), la Asociación de Productores de Leche de Paysandú (APLP), la sindicatura que administra el concurso de acreedores, el BROU y el propio sindicato. Representantes de todos estos actores se reunieron el 22 de enero con el empresario uruguayo Ruben Darío Gómez, que desde hace 30 años está radicado en México, donde se dedica a invertir en el rubro lácteo. Es propietario de la empresa Prolac, ubicada en el estado de San Luis de Potosí, y que elabora, importa y comercializa distintos tipos de quesos, uno bajo la marca Charrúa. En la instancia estuvo presente el titular del MTSS, Ernesto Murro. El BROU solicitó al posible inversor que presente un plan de negocios para su estudio. Según Petrib, esa fue la última información que tuvieron sobre la negociación. “Lo que nos planteó el inversor a todas las partes en la reunión del 22 fue que quería tener en funcionamiento las dos plantas y trabajar con todo el personal que estaba trabajando en Pili, así como con todos los productores, además de agrandar la cuenca lechera para llegar a trabajar con 200.000 litros de leche. Por nuestra parte eso lo considerábamos muy favorable para el departamento, porque además de los 128 puestos de trabajo directo empezás a mover todo, como los fletes y demás puestos de trabajo indirectos”, dijo Petrib.

El dirigente explicó que alrededor de 110 trabajadores se encuentran en seguro de paro, 12 permanecen trabajando “en la custodia” de unos 110.000 kilos de queso que quedaron en stock y serían comercializados por la sindicatura, cuatro se desempeñan en la parte de refrigeración de ese producto y tres trabajan en las oficinas. En cuanto a las deudas con los trabajadores, Petrib indicó que la sindicatura se comprometió a abonar “el salario vacacional de los últimos tres meses” el 15 de febrero, y que con respecto a otros créditos laborales adeudados, como los salarios de agosto del año pasado, las liquidaciones, los aguinaldos y las licencias, están en la lista de acreedores de la empresa en el concurso. Este mes se comenzaría a rematar maquinaria y vehículos de Pili, con lo que la sindicatura comenzaría a pagar a los acreedores.

Foto del artículo ''

Por otro lado, si las negociaciones para concretar la llegada de un inversor fracasan, los trabajadores planean la conformación de una cooperativa que se haga cargo de la gestión de empresa. “En total hay 65 trabajadores afiliados a Osepi, y son 52 los que están anotados para conformar la cooperativa. Estamos trabajando en el tema. Nos estamos reuniendo dos veces por semana con el Instituto Cuesta Duarte del PIT-CNT”, manifestó Petrib. La idea es apostar a un proyecto más austero en la planta de secado de suero, ubicada en Esperanza, utilizando sus instalaciones para el envasado de leche, yogur, bebida láctea y crema de leche como se hacía antes en esta planta. La leche de Pili era envasada hasta el cierre del año pasado por Urulat, una empresa ubicada en Los Cerrillos, Canelones. Si bien en un principio se manejó la posibilidad de que la cooperativa estuviera integrada por los trabajadores y los productores que remitían leche a Pili, estos últimos se manifestaron en contra de la posibilidad. En declaraciones a El Telégrafo, el presidente de la APLP, Gerardo de Souza, dijo que no estaban de acuerdo “con la conformación de una cooperativa junto al sindicato de Osepi, para hacer funcionar a Pili, porque la vemos inviable”. “No estamos hablando con el sindicato sobre eso, además de verla muy difícil, teniendo en cuenta la situación del sector lechero, además de que las cooperativas son difíciles de llevar”, agregó a ese medio a principios de febrero.

Según había informado Murro en una conferencia de prensa, “son tres las empresas interesadas que mantienen contacto con distintas autoridades del gobierno, incluso con el MTSS”, sin embargo, Petrib dijo que con el único que se reunieron fue con Gómez. Otro de los interesados en Pili sería un empresario argentino vinculado al rubro alimentación.

Exportaciones

Según informó el Inale, en enero de 2019 el valor de las exportaciones fue 33% superior al de enero del año pasado, incremento que se explica “debido al aumento importante en la cantidad colocada de leche en polvo entera y manteca pese a que se obtuvieron menores precios”. Los productos que aumentaron su facturación fueron leche en polvo entera (81%) y manteca (53%), mientras que cayeron el queso (-28%) y la leche en polvo descremada (-19%). Por su parte, en volumen, aumentaron las exportaciones de leche en polvo entera y manteca (85% para ambos productos) y leche en polvo descremada (3%), mientras que descendieron las de queso (-30%).

Ciudad industrial

Paysandú supo ser un polo industrial del país, albergando fábricas de gran envergadura y generadoras de miles de empleos. En la industria alimenticia estuvo la emblemática fábrica de galletitas Famosa, adquirida por Fleischmann Uruguaya en 1984 junto con Anselmi, que más tarde se conformó en filial de la multinacional estadounidense Nabisco Brands. La fábrica cerró en la década del 90 y actualmente, en parte del edificio donde estaba la planta de Famosa, funciona el Mac Center Shopping, el primer shopping del interior del país.

Por su parte, Cervecería y Maltería de Paysandú Sociedad Anónima (Cympay), que pertenecía al grupo alemán Oekter y que elaboraba las cervezas Norteña y Prinz, y las aguas Vida y Matutina, fue adquirida en 2001 por la brasileña Ambev (que surgió a partir de una fusión de Brahma y Antárctica). La transacción fue por 27,7 millones de dólares. Esta multinacional que un año antes también había adquirido la planta de elaboración de cerveza Salus en Minas, decidió en 2003 dejar de elaborar cerveza en Paysandú y concentrar la producción en la planta de Lavalleja. Cympay fue fundada en 1947. Actualmente sólo funciona como maltería procesando cebada y emplea a 140 funcionarios.

Azucitrus es una empresa que se dedica a la producción, venta y exportación de cítricos y productos derivados, como jugos de frutas, aceites esenciales y cortezas de cítricos, entre otros. Emplea a unos 400 trabajadores.

También se destacó la industria textil con Paylana, que luego de varios intentos por recuperar su producción, cerró definitivamente en 2016. Tras un cierre en 2011, el último intento para mantener funcionando la fábrica lo hicieron sus trabajadores, organizados en una cooperativa: Cotrapay, que consiguió una financiación del Fondo para el Desarrollo (Fondes) de seis millones de dólares. Sin embargo, dificultades con los mercados internacionales y de gestión llevaron a que el proyecto fracasara. Actualmente en el predio de Paylana, adquirido por la Intendencia de Paysandú, se desarrolla un proyecto de polo tecnológico, cooperativas de vivienda, un centro de salud y un centro educativo, entre otras iniciativas.

En 1948, Conrado Olaso Marín fundó Paycueros, otra industria que fue pujante durante décadas. Actualmente y como parte del grupo multinacional Sadesa, se dedica al procesamiento de cueros bovinos, al acondicionamiento, transporte, disposición final de residuos sólidos industriales y gestión del relleno industrial, y al “tratamiento y disposición final de efluentes líquidos industriales, recepción en depósito, almacenamiento y entrega de productos químicos industriales”, según informa su sitio web.

En Paysandú también hay una planta de ANCAP que tiene dos líneas de producción de cemento, con capacidades para producir 380 toneladas diarias y 750 toneladas diarias de clinker respectivamente.

En 2013 Paysandú fue la declarada por ley Capital Nacional del Cooperativismo.