Casi un año después de que se adjudicara al empresario José Andrés Guichón el predio donde funciona la Cooperativa de Trabajadores Cerámicos Empalme Olmos (CTC), se presentó ayer el proyecto Parque Industrial Olmos, en una jornada cargada de expectativa para trabajadores y vecinos de la localidad canaria, que colmaron la sala de conferencias de la planta, donde se realizó el lanzamiento. La ilusión puesta en este anuncio surge no sólo de la revitalización industrial de la localidad sino, además, de la reactivación de la producción de CTC, un emprendimiento autogestionado que produce y comercializa la marca de cerámicas Olmos desde 2013, luego del cierre de Metzen y Sena en 2009, y que ha tenido altibajos en sus seis años de administración.

El dirigente de CTC, Jorge González, no pretendió ocultar la emoción. “Hoy estoy emocionado. Emocionado de ver esto, a pesar de todas las peripecias que pasamos. No fue sencillo. Hoy me emociono porque veo compañeros que tuvieron que hacerse a un lado y hoy están acá. No todo fue perdido, ¡qué va a ser! No todo lo que pasamos fue en vano”, expresó durante la conferencia. “Vaya que cometimos errores, pero se aprende en el camino. Y le voy a agradecer especialmente al ministro [Ernesto] Murro, nuestro ministro de Trabajo, que nunca se planteó una duda con nosotros y estuvo a nuestro lado tratando de darnos una mano para poder salir. Y vino un empresario que también creyó y apostó por la cooperativa. Y nunca estuvimos solos: el pueblo siempre estuvo atrás. Hoy esto vuelve a cobrar vida porque vuelve a ser el motor del pueblo que nosotros siempre quisimos que fuera”, afirmó.

Liber Alpuin, trabajador de la ex Metzen y Sena desde hace 35 años, explicó a la diaria que la idea es comenzar con la producción de vajilla y sanitaria e ir “de menos a más”, sumando a nuevos trabajadores a la plantilla actual, que es de casi 80 personas, para en el futuro poner a funcionar la cadena completa. “Cuando cerró Metzen y Sena los trabajadores nos quedamos con la incertidumbre de no saber qué iba a pasar con nuestra fuente de trabajo y empezamos a luchar por la conformación de la cooperativa. Muchas cosas pasaron desde entonces, de las buenas y de las otras, y hoy estamos acá en una nueva instancia, con una nueva oportunidad y nuevos desafíos”, aseguró Andrés Soca, también cooperativista de la CTC, durante la presentación.

El director del Parque Industrial Olmos, José Guichón, también transmitió la esperanza puesta en el proyecto y destacó el buen vínculo con los trabajadores: “Lo que para mí en un principio era sólo un negocio inmobiliario se fue transformando en algo mucho más grande y con mucho más potencial del que había imaginado cuando me presenté a la licitación. El vínculo con CTC, que alquila parte del predio, es excelente; están en un proceso de transformación y siendo muy responsables para que el proyecto sea viable”, afirmó Guichón, quien aseguró que este polo industrial “no solo será el primero con la nueva ley de parques industriales [17.547], sino también el más grande de Uruguay”.

El empresario destacó las bondades del predio, que comprende una superficie de 180 hectáreas y 90.000 metros construidos, de los cuales 60% están en condiciones de ser ocupados, con capacidad energética, conexión a gas natural y transporte accesible, aunque supeditado al regreso del tren de pasajeros a Empalme Olmos. Asimismo, aseguró que “sin hacer publicidad y sin haber salido ni un día a vender los servicios del parque, a pocos meses de ganar la licitación y a diez días de escriturar, ya tenemos una parte del predio comprometido en alquiler y muchos proyectos que brindarán trabajo a la zona”, entre los que mencionó a CTC, la fábrica de pinturas Belco, la distribuidora de productos Olmos, la distribuidora Pinturas del Uruguay, una metalúrgica, una fábrica de pallets, una empresa de servicio de elevadores, un depósito de bebidas, un comedor y un minimercado. Además, anunció que se está conversando con el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional para instalar un centro de capacitaciones en varios rubros, “aprovechando las instalaciones existentes, donde se pueden construir muchas aulas e incluso un hotel para quienes precisen alojarse”.

Las autoridades del gobierno presentes en el lanzamiento: el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, la ministra interina de Industria, Energía y Minería, Olga Otegui, y el intendente de Canelones, Yamandú Orsi, manifestaron satisfacción con el proyecto y destacaron la labor conjunta de los actores involucrados para alcanzarlo. “Esto es un muy buen ejemplo de lo que podemos hacer los uruguayos con trabajadores como estos, empresarios como estos y un gobierno que ha tratado de hacer todo lo posible por colaborar en este proceso”, afirmó Murro. “Estas ‘caricias’ que ustedes nos dan al estar acá hoy son las que nos ayudan a seguir creyendo que es posible seguir cambiando para mejor y no para retroceder, y en ese camino ustedes y nosotros nos vamos a seguir encontrando”, señaló. En el mismo sentido, Orsi expresó que “estas señales son importantes y no son fruto de la casualidad, ni de un Estado que anda a tientas, sino de un Estado que reconoce en empresarios y trabajadores los socios fundamentales para sacar un país adelante”.