Para mejorar su comunicación con los comercios, las fábricas y los hogares con los que trabaja, la cooperativa Unidos por la Clasificación, de Paysandú, lanzó una aplicación para la gestión de residuos que también tiene el objetivo de mejorar su productividad. “En vez de llamar a los comercios o a la gente particular para ir a levantar material, se va derecho a la aplicación”, dijo José Mayea, uno de los nueve integrantes –cinco mujeres y cuatro hombres– de esta cooperativa fundada en 2013.

Según explicó, en la aplicación se establece cada día un recorrido para el camión con el que trabajan los clasificadores. A su vez, los hogares y comercios que generan los residuos pueden agregarse al recorrido diario. El usuario se registra y se le asigna un día según la zona en la que se encuentre. “Probamos con diez comercios para empezar y salió todo a la perfección, y los demás comercios también quieren la aplicación”, dijo Mayea.

Ante este resultado, Unidos por la Clasificación planea sumar más integrantes. “Con este proyecto y lo que se viene, que es la ley de envases, pensamos tomar más gente, más socios para la cooperativa, porque los vamos a necesitar”, afirmó Mayea. También manifestó su expectativa de que las cooperativas de otros departamentos dedicadas a la gestión de residuos puedan contar con esta herramienta, ahora que ellos dieron “el puntapié inicial”.

Otro aspecto de la aplicación es el educativo. Incluye herramientas para informar sobre cómo se deben clasificar los residuos en su origen, para separarlos en distintas clases, y también sobre los procesos de reciclaje que se llevan adelante una vez que los clasificadores los retiran.

“Hace años que veníamos luchando para sacar una app”, dijo Mayea. En 2017 esta idea, que partió de los integrantes de la cooperativa y de técnicos del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) que trabajaban con ellos, fue presentada a Incubacoop, una incubadora de proyectos en la que participan el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), el Instituto Nacional del Cooperativismo (Inacoop) y la Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas. Allí recibió el apoyo para elaborar la aplicación, y en 2018 obtuvo el respaldo de un proyecto de fortalecimiento de cooperativas del Mides y el Inacoop. Por eso, al lanzamiento de esta iniciativa, en la Casa de la Cultura de Paysandú, asistieron las autoridades de las distintas instituciones involucradas en el proyecto, además de las departamentales.

“Es una iniciativa que se va a replicar en el marco de la Ley de Gestión Integral de Residuos”, afirmó el titular del MIEM, Guillermo Moncecchi. El intendente de ese departamento, Guillermo Caraballo, manifestó que “la experiencia de Paysandú es una plataforma muy importante para la aplicación” de esa ley, y la subsecretaria de Desarrollo Social, Ana Olivera, dijo que “esta experiencia va a ser compartida con otros lugares, otros departamentos”.

Moncecchi, además, celebró que este proyecto integre la agenda productiva con la social y la medioambiental. A su vez, el presidente del Inacoop, Gustavo Bernini, destacó que la iniciativa muestra que “es posible agregar valor vinculando tecnología en pro del cuidado del medioambiente” con el impulso de distintas instituciones.