Desde ayer hasta el viernes 7 de setiembre están abiertas las inscripciones para el programa Yo Estudio y Trabajo, que ofrece cupos en organismos públicos para que jóvenes estudiantes de entre 16 y 20 años tengan su experiencia laboral formal.

Durante el lanzamiento de la séptima edición, ayer en la Torre Ejecutiva, el director nacional de Empleo, Eduardo Pereyra, adelantó que en el primer día de inscripciones 3.200 interesados se habían anotado, y consideró que “esto habla de la valoración que los jóvenes hacen del programa”.

Foto del artículo ''

En las primeras seis ediciones generó 4.131 puestos de trabajo en 33 organismos. Para esta versión, de momento hay 24 empresas privadas inscriptas que ofrecerán 725 plazas con contratos de 20 y 30 horas semanales por 12 meses. El sorteo público para adjudicar los lugares se llevará a cabo el 13 de setiembre, y el resultado se publicará en la página web del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Pereyra consideró que el programa, además de promover competencias transversales como compromiso, adaptación, flexibilidad y trabajo en equipo, busca “estimular la continuidad educativa” con una “inserción laboral de calidad”.

Durante la presentación de la nueva edición, la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, señaló que Uruguay tenía una “deuda histórica” con el trabajo para los jóvenes y que programas como este y políticas como la Ley de Empleo Juvenil –que fomenta la inserción laboral de jóvenes en el sector privado– “ayudaron a reducirla”. En este sentido, Pereyra acotó que en dos años de aplicación de esta última, se empleó a casi 4.000 personas, 2.300 de las cuales eran jóvenes en situación de vulnerabilidad social.

El 25% de los jóvenes –21% en el caso de los hombres y 30% entre las mujeres– de entre 14 y 24 años de edad que buscaron trabajo en 2017 no lo encontraron. Estimaciones del Instituto Nacional de Estadística indican que la cifra más que triplica a la tasa estimada para aquellos que tienen entre 25 y 39 años (7%).