La tasa de desempleo descendió en mayo 0,1 puntos porcentuales con respecto al mes anterior y se ubicó en 8,1%, un porcentaje 0,2 puntos mayor al de mayo de 2017. Así, el indicador calculado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) continúa la tendencia decreciente que muestra desde enero, pero sigue siendo más alto que el año pasado.

Por otro lado, la tasa de empleo, definida como la proporción de personas que efectivamente tiene un empleo entre el total de la población en edad de hacerlo –mayores de 15 años– e indicador de la demanda laboral, aumentó de 57% a 57,2% en comparación con abril, pero otra vez fue inferior a la estimación de mayo del año pasado (57,8%). Entre los empleados, el subempleo se mantuvo relativamente estable en 9,1%, mientras que se observó un descenso en la proporción que no cuenta con registro en la seguridad social de 26,3% a 24,6%.

Foto del artículo ''

En cuanto a la tasa de actividad, la proporción de personas económicamente activas entre toda la población mayor a 15 años e indicador de la oferta de trabajo se estimó en 62,2%, lo que implicó un aumento de 0,1 puntos porcentuales con el valor calculado para abril (62,1%), en tanto una caída de 0,6 puntos porcentuales respecto de mayo de 2017 (62,8%).

El INE también procesó los datos que refieren a los ingresos de los hogares. La estimación puntual del ingreso medio de los hogares a valores corrientes, sin aguinaldo y sin valor locativo, para el total del país fue de 60.474 pesos, un valor 1.051 pesos superior al de abril. En términos per cápita, el ingreso medio de los uruguayos se estimó en 21.475 pesos, lo que implicó un aumento de 375 respecto del valor observado en abril.